Cuando nos planteamos acondicionar nuestra casa, de cara al verano, en la mayoría de las ocasiones, la primera idea que nos surge es la instalación de aire acondicionado. Suele ser lo primero que nos proponen y a lo que puede que estemos más acostumbrados. Peoro, ¿y si hubiera una solución mejor? Hablamos de los climatizadores evaporativos, en los que MConfort es líder en ventas.

Se trata de un novedoso y eficaz sistema de climatización que tiene muchos beneficios, frente a los sistemas más convencionales y en este post os vamos a ayudar a que conozcáis estas ventajas.

Para discernir cuál de los dos mecanismos conviene más a nuestro hogar, vamos a hacernos eco de varios reportajes que se han llevado a cabo en distintos portales profesionales. Como, por ejemplo, ‘Tu Aire Acondicionado’.

Desde esta publicación se explica que el climatizador evaporativo refresca, filtrando el aire a través del agua, reduciendo así su temperatura y produciendo aire húmedo porque el aire absorbe el agua durante el proceso de enfriamiento. El aire acondicionado, por el contrario, reduce la humedad del ambiente. Según esta publicación, la principal ventaja de un climatizador evaporativo es que sus costes de instalación y funcionamiento son prácticamente la mitad que los de un aire acondicionado.

Desde Caloryfrio, también se han analizado los beneficios de los climatizadores evaporativos. Para ello, destacan que el enfriamiento evaporativo es una alternativa eficaz y segura para el ahorro de energía y que, entre sus ventajas resalta el ahorro energético, el respeto hacia el medioambiente, la seguridad y una inmejorable relación entre la inversión y el rendimiento.

 

De hecho, remarcan que el enfriamiento evaporativo es un proceso natural que utiliza el agua como refrigerante y que esta refrigeración evaporativa, no sólo se muestra como una tecnología respetuosa con el medio ambiente sino que, además, ha sido capaz de adaptarse a las nuevas exigencias del entorno. Sin olvidar la reducción de temperatura a bajo coste y sin necesidad de cerrar las puertas.

 

Asimismo, los equipos evaporativos ofrecen otros argumentos beneficiosos para procesos industriales como el mantenimiento de un nivel estable de humedad y la eliminación de la electricidad estática del ambiente. En este sentido, renuevan  el aire interior por aire limpio, fresco y filtrado, desplazando posibles humos y olores. Por último, la contaminación acústica por estos equipos de refrigeración evaporativa es reducida, debido a que al contrario que los equipos de aire acondicionado convencional no utilizan un compresor para producir aire fresco, sino únicamente un ventilador.