Refrescar ambientes abiertos en verano, ¿es posible?
Posted by Alejandro Pascual Thomas on 07 Jul 2017 / 0 Comment



El verano es una fantástica época del año para disfrutar del aire libre. Y si en nuestras casas tenemos esa opción, es una lástima no aprovechar los espacios exteriores el mayor tiempo posible. Sin embargo, hay días en que el calor nos ‘echa’ para atrás en determinadas horas del día y solemos preferir ‘encerrarnos’ en casa por su climatización. Pero, ¿y si fuera posible climatizar nuestras terrazas, aún estando abiertas? Eso es posible gracias a los climatizadores evaporativos, como los de M Confort.

Y, no lo decimos solo nosotros. En la plataforma Ecoesmas se explica detalladamente el funcionamiento de los climatizadores evaporativos. Cuando analizan su funcionamiento, desde Ecoesmas se pone de relieve que una de sus principales características es que se puede usar en exteriores: de hecho usarlo en exterior, para refrigerar por ejemplo una pequeña terraza o patio es uno de sus usos más interesantes y efectivos (al fin y al cabo sigue el mismo principio físico que las fuentes en los patios andaluces), tal y como se señala en este portal.

Y son elementos que, por su diseño y discreción, encajan perfectamente en la decoración de cualquier terraza. Asimismo, son aparatos que mantienen el mismo efecto refrescante si lo utilizamos en una habitación parcialmente cerrada, o en un espacio completamente abierto.

 

Desde Ecoesmas también resumen las 5 ventajas de los climatizadores evaporativos, incluyendo la anteriormente mencionada de su uso en exteriores:

-Menor coste de adquisición: dependiendo de los modelos, marcas y potencias pueden ser de un 25% a un 50% más económicos

-Menor consumo energético: El consumo de un climatizador evaporativo portátil para una habitación pequeña es de alrededor de 100 W y un poco de agua, sin embargo un aire acondicionado portátil para la misma habitación consume de media 1000 W. Es decir que el climatizador evaporativo consume una décima parte.

-Es más natural: se basa en un principio físico básico, lo que implica que no necesita gases refrigerantes como el aire acondicionado.

-Es más compacto y flexible: No necesita tubos que conecten el interior con el exterior por lo que puede colocarse y moverse con facilidad.