Calor y prevención de riesgos laborales
Posted by Alejandro Pascual Thomas on 29 Ago 2017 / 0 Comment



Recientemente, analizábamos en este blog la recomendación de enfriar las naves industriales con climatizadores evaporativos. Una recomendación que se daba desde la revista especializada del sector Calor y Frío. En ese artículo, además de por la comodidad de los trabajadores, se resaltaba la necesidad de climatizar las naves, en aras del cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Y es que, tal y como reafirma Calor y Frío, la legislación actual de prevención de riesgos laborales recoge los límites de las condiciones ambientales en las que se deben realizar los trabajos, según sea su grado de actividad. Estas condiciones de fácil cumplimiento en oficinas, por disponer habitualmente de un sistema de aire acondicionado convencional, no lo son tanto en zonas de producción a nivel industrial, dado el desconocimiento de soluciones alternativas.

En este reportaje se asegura que, en ciertos sectores como la inyección de plásticos, cerámicas, hilaturas, fundiciones, etc., el trabajo en condiciones extremas de temperatura, especialmente durante los meses de verano, se asume y se sufre como condición del puesto. En muchos casos se alcanzan niveles de estrés térmico y sólo entonces se valora la necesidad de una solución. Sin embargo, industrias de diversos sectores han puesto ya solución y disfrutan del beneficio de tener unas condiciones de confort en los puestos de trabajos de producción.

 

Como soluciones, desde Calor y Frío se recuerda que los medios adoptados para solventar el exceso de calor en las industrias hasta la fecha han sido varios: la extracción del calor generado mediante salidas en la cumbrera de la cubierta; la instalación de dobles techos que apuntalen la radiación generada por la chapa o uralita y la pintura reflectante del calor sobre las cubiertas. Pero ninguno de estos métodos es suficiente en días donde la temperatura exterior es superior a los 30ºC. La instalación de sistemas tradicionales de aire acondicionado en las naves no es viable por varios motivos fácilmente entendibles:

  • la potencia que debemos instalar es relevante y costosa
  • el espacio es difícil cuando no imposible de mantener cerrado y el aire que se contamina en el interior se recircularía generando mala calidad del aire inhalado
  • Descartando esta opción, sólo nos queda el enfriamiento del aire con un sistema alternativo que sea realmente eficaz: los innovadores sistemas evaporativos de enfriamiento adiabático.

Sin embargo, Calor y Frío mantiene que con las nuevas técnicas de climatización ‘adiabática’, las naves industriales consiguen enfriar el aire de forma ecológica y económica. Generando auténtica calidad de aire y garantizando un confort térmico; ya que existe ventilación constante en los espacios: puesto que el aire no se recircula, si no que se renueva continuamente.

Instalando climatizadores evaporativos, en la nave, el estrés térmico se elimina completamente y se generan unas condiciones de trabajo acordes a la normativa laboral que rige la Ley de Prevención y Riesgos Laborales Vigentes. En estas condiciones la exigencia de un nivel adecuado de competitividad a través de la productividad es exigible y fácil de conseguir.

Para enfriar este tipo de naves, se suele elegir el enfriamiento global o el zonal, siendo los climatizadores portátiles los más recomendados para esta última opción. Asimismo, también son la alternativa más viable, en caso de potenciar el enfriamiento en lugares donde existen otros sistemas de climatización. Para todas estas opciones, la serie EOLUS de MConfort garantiza las máximas prestaciones.